NADIA CHIARAMONI

LA DOBLE HÉLICE DE ROSALIND

Rosalind Franklin fue una cristalógrafa que contribuyó mucho en la determinación de la estructura del ADN...y fue ampliamente ignorada por todos sus colegas.

Vayamos por partes. La cristalografía es la ciencia que se dedica al estudio y resolución de estructuras cristalinas (que???). Moléculas como las proteínas y el ADN pueden adoptar formas cristalinas y esto ayuda a determinar su forma mediante rayos X (los mismos de la radiografía). Hay muchísimos pasos difíciles en todo el camino de saber como es la forma de las moléculas.

Primero se tienen que formar los cristales (eso ya es más difícil que buscar cambio en monedas con los guantes puestos), después hay que sacar la foto (esto es difícil y, en la época de Rosalind, peligroso. No se tenían en cuenta lo dañinos que podrían ser los rayos x), y finalmente hay que interpretar la imagen obtenida (viste el test de rorschach...el de las manchas del psicólogo...bueno, peor!). Rosalind logró obtener una imagen conocida como la foto 51, esto sirvió como base para determinar que la estructura del ADN consta de dos cadenas unidas enrolladas en forma helicoidal (doble hélice).

Hasta acá viene todo más o menos normal, pero vayamos un poco a los chusmeríos.

Rosalind trabajaba en el King´s College de Londres. Allí fue donde sacó la foto 51. Trabajaba junto a Maurice Wilkins y cerca de 1953 Rosalind tuvo que cambiar su lugar de trabajo al Birkbeck College ya que no se llevaba muy bien con Wilkins. Dicen que Wilkins le robó a Rosalind la foto 51 y se las llevó a dos amigos suyos: James Watson y Francis Crick los dos últimos trabajaban en la Universidad de Cambridge. Ellos publicaron los resultados en la revista Nature y en 1962 obtuvieron el Premio Nobel de Fisiología y Medicina. En ningún momento nombraron la contribución de Rosalind. Ella no figura en el artículo de Nature y ni siquiera se tomaron el trabajo de agradecerle cuando obtuvieron el Premio Nobel (mi ser feminista explota de ira cada vez que leo la historia de Rosalind).

Si hasta aquí el lector no se enojó lo suficiente, espero lo haga con el siguiente dato. En 1958 Rosalind Franklin falleció de un cáncer de ovario probablemente generado por trabajar con rayos x (si, por obtener la foto 51 que le robaron). Tenía 37 años.

Rosalind no solo sacó fotos bonitas de las moléculas de ADN, también dirigió investigaciones acerca de estructuras virales. Estudió, entre otras cosas, el virus de la Polio. Aaron Klug, uno de sus compañeros, continuó con las investigaciones de Rosalind y en 1982 le dieron el Premio Nobel de Química. Hoy en dia, a la estructura del ADN se la conoce como “Doble hélice de Watson y Crick”, yo siempre le voy a decir “Doble hélice de Rosalind”.

La ciencia y la vida ni pueden ni deben estar separadas. Para mí la ciencia da una explicación parcial de la vida. Tal como es se basa en los hechos, la experiencia y los experimentos. Estoy de acuerdo en que la fe es fundamental para tener éxito en la vida, pero no acepto tu definición de fe, la creencia de que hay vida tras la muerte. En mi opinión, lo único que necesita la fe es el convencimiento de que esforzándonos en hacer lo mejor que podemos nos acercaremos al éxito, y que el éxito de nuestros propósitos, la mejora de la humanidad de hoy y del futuro, merece la pena de conseguirse”. Rosalind Franklin (1920-1958).

Texto: Nadia Chiaramoni
Ilustración: Julián Cardozo (IG: @cardozocomics)